D-Link estrecha lazos con sus socios estratégicos

Negocios

La compañía pone en marcha el programa GAP, con el que busca una relación más efectiva con otros grandes proveedores.

D-Link ha puesto en marcha la iniciativa Global Alliance Program (GAP), con la que el fabricante de conectividad refuerza su propuesta de valor para sus principales clientes y distribuidores.

Se trata de una iniciativa estructurada en tres niveles (estrategia, soluciones y tecnología) y su principal objetivo es ajustar al máximo la oferta tecnológica del fabricante a las necesidades de mercado en cada momento. En otras palabras, D-Link quiere impulsar su negocio con el establecimiento de relaciones más efectivas con otros grandes proveedores, los más innovadores, para desarrollar en común soluciones y servicios más ajustados a la cambiante actualidad de los mercados.

Para ello, GAP ofrece a sus miembros la oportunidad de ganar nuevas cuotas de mercado, con soluciones y servicios que enlazan las actuales infraestructuras de D-Link con las de sus clientes y canales. El programa incluye, además, diversas medidas para socios preferentes, como el acceso inmediato a nuevos productos, marketing conjunto, acciones de marca, pruebas de producto e interoperatividad, formación o herramientas comerciales y soporte técnico.