VMware lanza su primer sistema operativo para gestionar las TI como servicios

Negocios

Durante este trimestre llegará al mercado vSphere 4.0, una propuesta en la que el fabricante de virtualización respaldará la construcción de los ‘mainframes’ del siglo XXI.

VMware comienza a materializar algunos de los anuncios que avanzó en febrero durante la última edición de VMworld Europe, el encuentro en el que Paul Maritz, presidente y CEO de la compañía, pronunció por primera vez en público el nombre vSphere, la evolución de su propuesta VMware Infrastructure.

En concreto, Alfonso Ramírez, director del fabricante en Iberia, ha señalado que durante el presente trimestre llegará al mercado “el primer sistema operativo cloud de la industria”, vSphere 4.0, que en la práctica supone la transformación de todos los recursos de TI en servicios suministrados desde diferentes nubes: desde las construidas por el cliente para facilitar las tareas de sus propios empleados hasta las configuradas por los proveedores contratados por las compañías para un acceso en remoto.

Y todo ello gestionado desde un único aplicativo que en comparación con VMware Infrastucture 3 incrementa en un 30% los ratios de consolidación y proporciona ahorros del 50% en almacenamiento y del 20% en energía eléctrica. En otras palabras, vSphere 4.0 unifica, simplifica, integra y blinda todos los recursos que las organizaciones dedican al cloud computing, lo que según Alejandro Solana, director técnico de VMware en España, se traduce en la construcción del “mainframe del siglo XXI”. Y para hacernos una idea de la capacidad de esta solución, basta con decir que es capaz de reunir hasta 32 servidores físicos (con un total de 2.048 núcleos), 1.280 máquinas virtuales, 32 TB de RAM, 16 petabytes de almacenamiento y 8.000 puertos de red.

Uno de los aspectos fundamentales de esta propuesta es que el despliegue de la infraestructura virtual no es disruptivo, sino que se realiza de manera progresiva y además encaja en compañías de cualquier tamaño. No en vano, vSphere 4.0 estará disponible en seis versiones, en función de las necesidades reales de cada cliente: Essentials, Essentials Plus, Standard, Advanced, Enterprise y Enterprise Plus.

Así las cosas, la pyme podrá adoptar la gama de entrada de esta solución, Essentials, desde los 150 euros por procesador, un precio que para la edición más avanzada, Enterprise Plus, ronda los 3.000 euros. En este sentido, Ramírez apunta que las pequeñas y medianas empresas también tendrán a su disposición una versión paquetizada para tres servidores (seis CPU) por debajo de los 1.000 euros, incluida la consola de gestión.

El directivo también señala que su compañía se ha marcado unos objetivos “bastante agresivos” con vSphere 4.0, de tal modo que las expectativas del fabricante contemplan que antes de que finalice 2009 habrán migrado a esta solución el 30% de sus actuales clientes. Además, un 20% de esas compañías serán usuarios de aplicaciones sofisticadas que requieren características como la lata disponibilidad y la tolerancia a fallos.