Packard Bell se convierte en PB

Negocios

La compañía se adapta a la estrategia multimarca de Acer mediante la modificación de su imagen corporativa, que a partir de ahora descansará en el color rojo.

Packard Bell ha renovado su imagen corporativa como parte de la estrategia multimarca emprendida por Acer, que adquirió este fabricante de ordenadores a principios de 2008 tras desembolsar unos 30 millones de euros.

La principal modificación se concentra en un nuevo logo que tan sólo recoge las iniciales PB (en vez del nombre completo, Packard Bell, que apareció por primera vez en 1926) y que además cambia el antiguo color morado por un rojo más llamativo.

La elección del nuevo color se basa en las sensaciones que suscita a juicio de la compañía: ambición, poder, vitalidad y entusiasmo. Además, dado que el rojo potencia la personalidad, realza la vida y llama la atención, como afirman los responsables de Packard Bell, con esta nueva imagen se pretende resaltar el diseño innovador de los equipos ensamblados bajo esta enseña.