El necesario equilibrio entre riesgos y costes

Negocios

Miguel Ángel Martín, arquitecto de soluciones de CA, explica cómo proteger los datos y aplicaciones críticas con entornos físicos y virtuales de alta disponibilidad.

Las empresas cada vez prestan más atención a los riesgos asociados al fallo de un sistema con el fin de diseñar un nivel de protección acorde a sus necesidades. Este mercado, en el que el canal desempeña un papel protagonista -ya que compañías como CA depositan en él la comercialización de soluciones de backup y recuperación de datos-, ofrece diversas tecnologías con el objetivo de proteger y mantener una alta disponibilidad, si bien siempre se puede empezar con un backup de datos convencional que utilice diversos niveles de protección.

El departamento de TI reconoce que la recuperación ante desastres es absolutamente necesaria, pero debe justificar los costes asociados. Y en este contexto, según la firma analista Forrester Research, aproximadamente la mitad de las empresas intentan optimizar la recuperación ante desastres virtualizando sus infraestructuras informáticas. No en vano, esta tecnología permite crear un entorno estable con una menor inversión en hardware mientras que en el pasado sólo para garantizar una alta disponibilidad un departamento de TI necesitaba dos entornos de hardware idénticos.

Pero la virtualización crea nuevos retos. De entrada, ya es preciso proteger una arquitectura de backup de dos niveles: por un lado, las aplicaciones como el ERP o el correo electrónico y, por otro, la infraestructura virtual. Aquí, los fabricantes como VMware ofrecen métodos de backup en los sistemas virtuales, pero éstos pueden resultar insuficientes cuando se trata de la recuperación de datos. Por eso, la compañía recomienda el uso de soluciones específicas de backup y recuperación de datos como CA ARCserve Backup.

Las empresas que no necesitan alta disponibilidad pero deseen reanudar rápidamente sus operaciones después de una interrupción pueden iniciar el backup de recuperación ante desastres del sistema de producción y generar la recuperación en el entorno virtual. Las soluciones VMware protegen las infraestructuras virtuales hasta cierto nivel, pero para aplicar esas soluciones el usuario precisa de una costosa infraestructura SAN.

Además, VMware ofrece protección completa para los servidores virtuales pero no para los conjuntos de aplicaciones o bases de datos. Una vez que otro servidor se hace cargo de la máquina virtual, normalmente el sistema debe adaptarse manualmente para convertir los datos y bases de datos a un estado coherente. Existen soluciones en el mercado como CA XOsoft High Availability que resuelven este dilema porque puede replicar los datos y las aplicaciones en un servidor virtual, proporciona una capacidad de integración de aplicaciones y la función de protección continua de datos.

Adicionalmente, la réplica a través de la SAN no ofrece modos de proporcionar failover automático de los servidores físicos o virtuales. Esto es exactamente lo que CA XOsoft High Availability hace. En combinación con VMware, esta solución asegura la alta disponibilidad y la integridad de datos.
Por último, las empresas que ya trabajan con alta disponibilidad en sus infraestructuras saben que la replicación entre los servidores virtuales de sus centros de datos y los servidores de reserva de sus centros de respaldo requiere un gran ancho de banda para llevar a cabo su replicación. CA Xosoft es beneficioso aquí también, ya que no necesita replicar los servidores enteros sino son sólo los datos cruciales que se trasmiten a través de líneas WAN.