Ireo se vuelca en la monitorización

Negocios

La propuesta del mayorista para este segmento del mercado se centra en la familia Manage Engine del fabricante AdventNet.

Tradicionalmente, la monitorización de infraestructuras de TI, tanto de hardware como de software, ha conllevado unos altos costes de inversión y de implantación. Sin embargo, las cosas han empezado a cambiar gracias a las propuestas de fabricantes como AdventNet.

No en vano, Juan José Alfaro, director de canal de Ireo, el mayorista que representa a este fabricante en España, recuerda que AdventNet se define a sí misma como “la primera compañía low cost del mundo del software”. No es para menos, ya que la familia Manage Engine de este proveedor emula el 90% de las funcionalidades de las soluciones líderes de este segmento, pero por el 10% de su valor en el mercado, según apunta Alfaro.

Así las cosas, en un contexto económico en el que los presupuestos de las compañías están muy ajustados, Ireo es capaz de ofrecer aplicaciones que controlan una red de ámbito generalista (de hasta 250 dispositivos) a partir de los 4.500 euros y una suite completa de monitorización para entornos críticos (incluyendo cabinas de almacenamiento) por menos de 60.000 euros. La respuesta a esta oferta, pensada para pymes desde 25 puestos de trabajo y grandes corporaciones, ha superado todas las expectativas del mayorista, tal y como confirma Alfaro: “Creíamos que el mercado de la monitorización iba a tener crecimientos del 1% y al final su comportamiento nos está dejando verdaderamente sorprendidos”.

De hecho, en los dos primeros meses de 2009 la división de monitorización de Ireo ha doblado su facturación con respecto al mismo periodo del año pasado. Y lejos de quedarse ahí, las intenciones del mayorista pasan por seguir espoleando las ventas de estas soluciones, de tal forma que si actualmente esta unidad de negocio genera el 20% de los ingresos de la compañía, al final del ejercicio este porcentaje podría haberse elevado hasta el 50%.

Alfaro puntualiza que el integrador es “clarísimamente” el tipo de socio que mejor encaja en estos proyectos, aunque en monitorización también tienen cabida todos aquellos distribuidores que ofrecen servicios gestionados.