Toshiba lanza su nuevo programa de canal

Negocios

El renovado Mobility Program, que entrará en vigor el próximo 1 de abril, incorpora la figura de los Toshiba Dealers, conformada por distribuidores que hasta ahora vendían los equipos del fabricante de forma esporádica.

Toshiba ha renovado su programa de canal, Mobility Program, con el objetivo de aumentar el número de distribuidores, dar mayor presencia a la compañía en ciertas comunidades autónomas y reforzar la relación con sus actuales socios, tal y como avanzábamos en CHANNEL INSIDER el pasado enero.

El nuevo plan, que entrará en vigor el 1 de abril, coincidiendo con el inicio del año fiscal de la compañía, ha sido presentado a la prensa especializada como si fuera un neceser en el que cada uno de los accesorios del interior era una de las ventajas del renovado Mobility Program: la formación, los eventos y promociones, las descargas gratuitas de publicidad y el acceso a la lista de precios y a concursos organizados por el fabricante.

Gracias a estas propuestas, en dos años la empresa pretende que su número de distribuidores crezca un 30%, hasta superar los 800 puntos de venta certificados. Además, Toshiba se ha marcado obtener una mayor representación de su catálogo en zonas como Castilla y León, Castilla la Mancha y Galicia.

Estos colaboradores se estratificarán en tres categorías: las ya existentes Toshiba Mobility Corporate Partner y Toshiba Mobility Partner y la de nueva creación Toshiba Dealer.

Para ser Mobility Corporate Partner es preciso facturar un mínimo de 100.000 euros al año y de momento están incluidos 30 partners, mientras que Mobility Partner es un nivel que ahora mismo aglutina a 380 socios que ingresan un mínimo de 30.000 euros anuales. Estas dos figuras aportan a la compañía entre el 30 y el 35% de la facturación.

Por lo que respecta a Toshiba Dealer, su perfil se corresponde con el de aquellas empresas que comercializan productos del fabricante de forma esporádica y sin ningún compromiso de ventas. La idea del fabricante es que se adhieran a esta categoría unos 300 puntos de venta de los 3.500 que actualmente comercializan sus equipos de manera esporádica.

Para conseguir estos objetivos, una de las principales propuestas de Toshiba es el renting, un modelo de financiación por el que el cliente pagará cuotas mensuales por unos equipos que después podrá renovar periódicamente. De este modo, en palabras de Flor Uzquiano, responsable de marketing de canal del fabricante, se financia al cliente pero también al distribuidor, ya que se disminuye el riesgo de impago y se asegura solvencia para pagar al mayorista. Para ofrecer este servicio, Toshiba cuenta con tres entidades de crédito: Siemens Renting, BBVA Renting y CA Metropolitan.

Las operaciones se aprobarán a través de una extranet en la que el canal también podrá calcular el importe de las cuotas.