Seres promueve la factura electrónica entre la pyme

Negocios

El proveedor refuerza su estrategia indirecta añadiendo a su canal tradicional nuevas figuras como consultores, integradores de ERP y gestorías.

Seres quiere lograr la implantación masiva de la factura electrónica entre las pymes españolas. Y para alcanzar esta meta, el proveedor ha presentado una estrategia de canal que viene a reforzar la labor de evangelización realizada por las administraciones públicas dentro del marco del Plan Avanza para informar sobre los planes de implementación progresiva de esta tecnología.

En este sentido, uno de los objetivos del nuevo programa de venta indirecta de Seres es informar y asesorar a los empresarios españoles acerca de la nueva realidad que simplificará sus procesos de facturación y gestión. Para ello, el fabricante quiere involucrar a todas las figuras del canal de distribución, así como como a otros agentes que tradicionalmente no participan en él pero que van a tener un importante protagonismo como prescriptores.

En este contexto, la compañía seguirá trabajando con sus socios tradicionales, a los que estratifica en cuatro figuras: tres Revendedores (grandes compañías que adquieren las soluciones de Seres y las comercializan bajo su marca y entorno), ocho Distribuidores (empresas que asesoran y realizan la venta de productos), doce Prescriptores (socios que recomiendan potenciales clientes a Seres) y cuatro Colaboradores (firmas que se apoyan en las soluciones del fabricante para dar una respuesta a sus clientes en un proyecto más amplio).

Pero, además, a partir de ahora el fabricante pondrá todo su conocimiento y recursos de preventa a disposición de consultores TIC, integradores de ERP y gestorías, con el objetivo de impulsar la comercialización de sus soluciones. La idea es cubrir todo el territorio nacional, por lo que la compañía cree necesario reclutar un mínimo de unos tres partners por zona (Levante, Norte, Madrid, Barcelona, Sur y Centro).

De este modo, Seres ofrecerá a todos sus partners una serie de conocimientos normativos y técnicos claros y concisos con el fin de que éstos puedan esgrimir los mejores argumentos de venta a la hora de asesorar a los potenciales clientes sobre la factura electrónica.