OKI lanza sus nuevas impresoras compactas láser color A3 para empresas

Negocios
0 0 No hay comentarios

Las familias C810 y C830, cada una de ellas conformada por tres modelos, ya están disponibles en el canal del fabricante a partir de 1.299 euros.

OKI ha anunciado el lanzamiento de los últimos modelos de su gama de impresoras láser/LED color A3 para el mercado corporativo. Se trata de las familias C810 y C830, cada una de ellas compuesta por los modelos n, dn y cdtn, que sustituyen a la serie C8000 y que ya se encuentran disponibles a través del canal del fabricante por un precio que va desde los 1.299 euros (más IVA) hasta los 1.899 euros (más IVA).

En cuanto a las mejoras de los nuevos productos, si bien el chasis prácticamente no ha cambiado respecto a la gama a la que sustituyen, las C810 y C830 tienen una bandeja más de papel. Además, estos modelos se caracterizan por un aumento de la capacidad de los toners; un incremento de la velocidad de impresión, pasando de 26 ppm en A4 y 15 ppm en A3 a 30 ppm en A4 y 16 ppm en A3 en color; y una reducción del precio en aproximadamente 500 euros, así como el precio por copia y los consumibles, estos últimos hasta en un 17%.

En palabras de Juan Pedro Pérez, director de desarrollo corporativo de OKI, estos nuevos equipos destacan tanto por su tamaño como por su precio. “Las nuevas C810 y C830 tienen un coste por copia muy competitivo que, combinado con su precio, permite que estas impresoras tengan el coste total de propiedad más rentable del mercado, lo que supone una solución ideal para pequeñas empresas donde los presupuestos y el espacio son ajustados”, asegura el directivo.

Asimismo, OKI ha puesto en marcha su plan Renovation 2009. En esta ocasión, el fabricante ha actualizado su plan Renove, del que ya informábamos, introduciendo nuevos productos y cambiando la gestión del mismo para hacerlo más ágil, tal y como señala Pérez. Todo ello para promover que los clientes actualicen sus equipos de impresión a través de una iniciativa que contempla que el propio fabricante se ocupa gratuitamente de la recogida y destrucción ecológica de las antiguas impresoras.

Por último, Pérez ha dado a conocer los datos de su compañía durante el año natrual 2008, en el que OKI incrementó un 22% su facturación respecto a 2007 al ingresar 165 millones de euros. Sin embargo, el directivo cree que el fabricante no acabará su año fiscal, que finaliza el 31 de marzo, con estas cifras de crecimiento, sino “un poco por encima del ejercicio anterior”, lo que se traducirá en unas de ventas de entre 220 y 230 millones de euros.