Airis inaugura una red de franquicias centrada en los servicios

Estrategia de CanalNegocios

Video. Infinity System quiere que esta nueva unidad de negocio suponga el 40% de sus ingresos globales en 2010.

Airis acaba de llevar a la práctica un nuevo modelo de negocio que ha estado incubando durante tres años y que se ha materializado con la apertura de dos franquicias en Madrid. Pero ambos establecimientos son sólo la primera piedra de una estrategia con la que la compañía española, perteneciente al grupo Infinity System, pretende darle una vuelta de tuerca a las tradicionales tiendas de informática y electrónica.

El corazón de esta iniciativa es Airis Soluciones, una insignia bajo la que se prevé agrupar a 60 franquicias repartidas por todo el territorio español antes de que finalice 2009. La novedad es que estos puntos de venta no tendrán ni stock ni almacén, dado que estarán centrados en la aportación de servicios a usuarios domésticos, pymes y comunidades de vecinos. Estos tres grupos de clientes podrán acceder a paquetes de soluciones en torno a conexiones ADSL, formación, seguridad, vigilancia y energía solar fotovoltaica. Y la ventaja es que la contratación de cada uno de estos servicios será “premiada” con hardware.

Por ejemplo, el alta en una línea ADSL por 39,9 euros mensuales (más IVA) lleva asociados un ordenador portátil y un televisor LCD de 32 pulgadas. Y si una compañía contrata un programa de formación continua para sus empleados, será recompensada con puntos que posteriormente podrá canjear por diferentes equipos como cámaras digitales, reproductores de DVD, impresoras, portátiles, televisores o videocámaras. Por lo que respecta a las comunidades de vecinos, la principal oferta de Airis Soluciones es seguridad “llave en mano” mediante el cobro de una cuota mensual que incluye toda la infraestructura necesaria para un sistema de videovigilancia.

Pero las ventajas no son sólo para los clientes, sino que este modelo de negocio también viene a respaldar al canal retail, que en estos momentos se encuentra en una situación “preocupante”, según José Vicente Molera, presidente de Airis. No en vano, el directivo recalca que en el último año el valor del producto informático y de audio/video ha caído un 50%, lo que merma enormemente los márgenes de aquellos distribuidores que además deben hacer frente a costes de logística, almacenamiento, entregas y postventa.

Sin embargo, los socios que decidan convertirse en un centro Airis Soluciones eliminarán sus inversiones en el stock y además podrán acceder a planes de financiación con los que Infinity System les ayuda a remodelar el local a cambio de una cuota mensual que ronda los 500 euros. Por si fuera poco, el canal recibirá apoyo en campañas de marketing y formación y será asesorado por 16 responsables de zona que Airis tiene repartidos por toda España. Como contrapartida, Molera calcula que los miembros de esta franquicia obtendrán unos ingresos brutos mensuales de entre 15.000 y 20.000 euros.

Y para espolear aún más la venta de soluciones, Airis ni siquiera exige convertirse en franquicia para comercializar estos paquetes, que pueden incorporarse al portfolio de cualquier retailer. De hecho, en estos momentos ya hay 250 distribuidores que venden el catálogo Airis Soluciones y la idea es aumentar este número hasta los 450 antes de que finalice el año.

Así las cosas, la idea es que en 2010 la red de franquicias facture más de 39 millones de euros y que todo el canal ingrese más de 120 millones de euros con la oferta de Airis Soluciones. Estas ventas supondrán el 40% de la facturación de Infinity System.

Estos nuevos puntos de venta convivirán con los 200 Airis Center que existen actualmente en España y cuyos negocios sí están centrados en la venta de hardware y en la acumulación de stock.