Nortel, en bancarrota

Negocios

A pesar de haberse declarado en quiebra técnica, el fabricante de conectividad y telecomunicaciones asegura que de momento no interrumpirá su actividad diaria.

Nortel y algunas de sus filiales se han declarado en bancarrota al no poder hacer frente al pago de los intereses de su deuda acumulada. En concreto, el fabricante se ha acogido al Artículo 11 de la Ley de Bancarrota norteamericana por encontrarse en quiebra técnica.

Si bien hasta el último momento la firma aseguraba que su proceso de reestructuración y los despidos de sus empleados se debían a una necesidad de “ajustar los costes al mercado que habrá en 2009”, tal y como señalaba Fernando Valdivieso, director general de Nortel Iberia, ahora la junta directiva del fabricante ha tomado esta decisión.

A pesar de encontrarse en esta situación, el fabricante no se muestra tan pesimista. Es más, según un comunicado de la compañía, este proceso permitirá a Nortel afrontar definitivamente la carga de su deuda, para reestructurar sus operaciones de manera eficaz y reducir su enfoque estratégico de forma satisfactoria.

Además, la firma hace hincapié en que, por el momento, mantendrá sin interrupción su actividad diaria.

Más información en Silicon News.