¿Cuál es el impacto de las estrategias SaaS en el canal?

Negocios

Antonio Gimeno, responsable del canal de Progress Software en España, analiza las nuevas oportunidades de negocio que el software como servicio abre a la comunidad de ISV.

La forma de utilizar el software está cambiando. En el centro de esta transformación se encuentra el Software como servicio (SaaS, Software as a Service), un concepto que permite ofrecer aplicaciones de negocio a través de la Web.

Se trata de un mecanismo para acercar el software más común a las empresas, como puede ser un paquete de contabilidad o bases de datos de potenciales clientes. Y cuantas más compañías se suman a esta tendencia, más aplicaciones se encuentran disponibles y más sencillo resulta aprovechar sus ventajas de flexibilidad y eficiencia.

En este sentido, SaaS ha evolucionado desde un simple servicio de comercialización de software online hasta convertirse en un enorme repositorio de aplicaciones.

Paralelamente, han surgido herramientas que permiten a las organizaciones usuarias acceder a piezas concretas de aplicaciones y combinarlas para crear software a medida que responda a las necesidades específicas del sector en el que operan.

Por tanto, ¿en qué consiste realmente SaaS? Es un término utilizado para describir una gran variedad de software y aplicaciones de distinto tipo cuyo alojamiento, mantenimiento y actualizaciones se llevan a cabo por terceros, y que se entregan a los usuarios a través de Internet o mediante la fórmula ‘bajo demanda’.

Impacto en el canal
Un reciente estudio elaborado por la consultora Vanson Bourne para Progress Software desvela que un 64% de las empresas señala SaaS como el desarrollo tecnológico más importante de los próximos años.

El informe también nos ha proporcionado un mayor entendimiento de la salud de nuestro canal y del negocio de nuestros partners. Precisamente, una de las claves era dar a conocer los retos tecnológicos y de negocio a los que se enfrentan los socios; de manera que desde Progress pudiéramos concentrarnos en proporcionarles servicios de soporte donde más se necesitan, algo esencial para garantizar una relación comercial sólida y efectiva.

Según el estudio, nuestros partners vislumbran SaaS como una oportunidad muy interesante, no sólo desde un punto de vista tecnológico sino también como un revulsivo para extender su negocio.

Así, el principal reto para el canal consiste en diseñar una estrategia de mercado que encaje con este innovador mecanismo de entrega de software, algo que coincide con el objetivo de Progress: facilitar a nuestros partners el uso de SaaS en su negocio.

Tiempos de cambio
En este contexto, Progress ha diseñado el programa SaaS Partner Enablement (Impulsor de SaaS para Partners), que permite a los ISV dar el salto desde una oferta convencional o implantación ‘en casa del cliente’ hasta otra que proporcione el software como servicio.

Este programa específico se completa con otros -como Geography Empowerment Programme y Technical Empowerment Programme– que ayudan al canal a diseñar estrategias de crecimiento y lanzar nuevos productos o incluso expandirse a otros países.

No cabe duda de que nos encontramos frente a tiempos de cambio para el canal y uno de los próximos pasos para los ISV especializados consiste en compartir el software que han creado.

Imagine una suite integrada de aplicaciones bajo demanda que proporciona servicio a una pequeña parte del segmento de fabricación. Puede que otras empresas usuarias también estén interesadas en ese bundle. Así, es posible crear una red de negocio vertical para extender la oferta a potenciales clientes. Es decir, se trata de una gran oportunidad para integrar múltiples aplicaciones de distintos ISV en función del interés de una industria vertical.

Esta iniciativa dará como resultado software a medida para soluciones de nicho, pero evitando la necesidad de rediseñar el software una y otra vez y con la facilidad de entrega de SaaS.