Un modelo mixto para formar ‘partners’ expertos

InfoCanalNegocios

Raúl Benito, responsable de distribución de Check Point, explica las ventajas de delegar en los mayoristas las tareas de formación del canal.

El tener una solución de software robusta y con un rendimiento adecuado a las necesidades de cualquier cliente, trabajando sobre un hardware optimizado para la misma, no es suficiente. De hecho, no vale para nada si no se implementa de forma correcta.

Por eso, Check Point ha trabajado siempre en dos líneas diferentes para cubrir las necesidades que los clientes nos iban demandando. La primera de ellas se centra en atender a la solución completa, soft y hard todo en uno y perfectamente sincronizados. Y la segunda es la formación de un canal experto capaz de cubrir dos aspectos fundamentales: conocer lo que está implementando y tener la experiencia práctica para saber adecuar las características y funcionalidades de la solución tecnológica a las necesidades particulares de cada cliente.

Y en este contexto, siempre hemos delegado en los mayoristas la tarea de la formación de nuestro canal, pero no dejándoles solos en este camino, sino certificando a través de nuestros propios exámenes el nivel de conocimientos que han adquirido en las sesiones realizadas.

Creemos que esta forma mixta de formar al canal es la ideal, ya que los formadores se retroalimentan de las experiencias de su formación y además de los resultados que sus alumnos han adquirido y demostrado frente a un examen estándar y certificado por Check Point.