D-Link quiere crecer en la gran cuenta

Negocios

La filial del fabricante confía en mantener sus niveles de crecimiento en todos los segmentos de mercado en los que trabaja, excepto en el área de las operadoras.

A pesar del contexto económico, en 2008 la filial local de D-Link mantendrá sus niveles de crecimiento en todos sus segmentos de mercado, “excluyendo el área de las telcos”, tal y como matizó Rubén Monjo, director general del fabricante en Iberia, durante la presentación a la prensa de las nuevas oficinas de la compañía en Madrid.

“Teniendo en cuenta el momento adverso que estamos atravesando, que puede provocar cierta ralentización en el ritmo de crecimiento, podemos decir con gran satisfacción que mantendremos los niveles de facturación obtenidos en el pasado ejercicio”, remarcó Monjo. En este contexto, es preciso recordar que en 2007 D-Link logró incrementos del 11% en el área de distribución TI, del 17% en ventas a grandes cuentas y del 6% en el mercado de consumo.

Si la compañía finalmente logra mantener esos porcentajes, no se tratará de algo casual, sino que según Antonio Navarro, director comercial del fabricante en Iberia, obedecerá a una estrategia gracias a la que D-Link ha sabido “adelantarse y adaptarse” a la situación actual. “Veíamos venir los nubarrones de la crisis y los hemos ido contrarrestando con la incorporación de nuevos recursos y el refuerzo de las relaciones con todos los elementos de nuestro canal”, puntualiza Navarro.

En efecto, durante el presente ejercicio D-Link se ha preocupado mucho por cuidar a su red de ‘partners’, de tal modo que si en 2007 el 37,3% de las ventas de la filial procedían del canal, ahora mismo la facturación indirecta de la compañía ya supone el 64,4% de sus ingresos totales. Y todo ello gracias a una constante inversión en el programa de canal Partner+, al que ya se han adherido 1.500 socios que son atendidos por un equipo de cinco personas.

Así las cosas, para los próximos meses los planes de la subsidiaria pasan por mantener su negocio en consumo, donde ya genera casi el 30% de sus ingresos; fidelizar a sus clientes de la pyme, que le reportan el 48% de sus ventas; e incrementar su presencia entre la gran cuenta.

Para la consecución de este último objetivo, el fabricante ya está trabajando con 50 integradores a los que ha ido labrando el terreno mediante acciones con las que ha reforzado su imagen entre la gran cuenta. En concreto, Navarro destaca que durante el año pasado un equipo de D-Link contactó con más de 2.000 corporaciones españolas para darles a conocer su propuesta, una estrategia que en 2008 ya ha dado sus primeros frutos con la adjudicación de “importantes proyectos”.