Solmicro prepara una oferta SaaS para micropymes

Negocios

El fabricante, que la semana pasada celebró su quinta convención de distribuidores, configurará una versión en alquiler de su ERP para que su canal ataque un mercado potencial de 2,5 millones de clientes.

Solmicro celebró el pasado jueves en Las Arenas (Vizcaya) su quinta convención anual de distribuidores, a la que asistieron 110 invitados, entre ellos representantes de casi todo el canal de la compañía, actualmente conformado por 45 ‘partners’.

Este encuentro fue el escenario escogido para realizar un balance de los resultados obtenidos por la compañía en los últimos año, así como un resumen de sus planes de futuro. De esta forma, Jaime Rodríguez, responsable de canal de Solmicro, recordó que mientras que hace tres años el mercado del fabricante de ERP se concentraba en el País Vasco y sus zonas de influencia, hoy, “gracias al canal”, esta firma española ya tiene presencia en todas las regiones del país.

“Nuestro objetivo es llegar a los 55 distribuidores y esperamos alcanzar esa cifra en el primer semestre de 2009. En cualquier caso, no tenemos prisa y por encima de la velocidad en llegar a esa cifra está el dar con los socios adecuados”, afirmó Rodríguez.

De momento, la compañía está destinando importantes recursos a formación y soporte técnico y comercial para que sus distribuidores tengan las máximas garantías y facilidades a la hora de llegar a la pyme. Al mismo tiempo, Solmicro continuará con su estrategia de no favorecer la competencia entre sus ‘partners’, garantizando la productividad de su negocio.

Por otro lado, los planes del fabricante contemplan que sus distribuidores puedan llegar a los colectivos de micropymes y autónomos ofreciendo el ERP en alquiler (bajo un modelo SaaS o software como servicio). Según Solmicro, se trata de llegar a un nicho de mercado de más de 2,5 millones de micropymes que por costes, mantenimientos asociados y su propia estructura empresarial no podía acceder a la implantación de un software de gestión y estaba “totalmente desatendido” por los fabricantes de ERP.