Panda compra su franquicia alemana

Negocios

Tras esta adquisición, el fabricante de seguridad ya cuenta con filiales en siete países de tres continentes.

Si el pasado junio Panda Security se hacía con su sistema de franquicias en Benelux, ahora el fabricante de seguridad acaba de hacer lo mismo con la  compañía que le representaba en Alemania desde abril del año 2000. De esta forma, el proveedor continúa con una estrategia de inversión que tiene como objetivo reforzar su presencia y crecimiento en mercados estratégicos.

Las oficinas germanas de Panda se encuentran en Dusseldorf, Munich y en Hamburgo, donde seguirá trabajando el equipo que ha desarrollado en exclusiva el mercado alemán desde la apertura de esta franquicia.

Tras formalizar esta compra, Panda Security cuenta ya con siete filiales localizadas en Estados Unidos, España, Alemania, Francia, Japón, Bélgica y Holanda. Aunque el fabricante tiene presencia en más de 50 países a través de su red de franquicias.

En palabras de Juan Santana, CEO de Panda Security, durante los últimos cinco años los socios alemanes de su compañía han logrado una notable penetración entre las pymes de ese país. “Tras esta adquisición, Panda está en disposición de apoyarse en una presencia muy establecida para incrementar más, si cabe, su crecimiento. Tenemos grandes expectativas de progresión en este mercado”, remarca el directivo.

Y las intenciones de la compañía no tienen visos de quedarse ahí, toda vez que Santana puntualiza que Panda seguirá adquiriendo franquicias en mercados estratégicos para “maximizar las oportunidades de crecimiento del grupo”.