ipsCA quiere reforzar su presencia en Latinoamérica

Negocios

El fabricante español de soluciones de firma digital y facturación electrónica busca nuevos distribuidores para continuar con su plan de expansión internacional.

La compañía española ipsCA, especializada en soluciones de firma digital y facturación electrónica, ha puesto en marcha un plan de expansión con el objetivo de ampliar y reforzar su presencia en Latinoamérica. Para ello, el fabricante se ha marcado firmar nuevos acuerdos de distribución en diversos países.

El modelo de desarrollo internacional de ipsCA se basa en el establecimiento, en cada país, de una alianza con un ‘partner’ principal que controle la actividad a nivel nacional y que, a su vez, se relacione con el resto de empresas interesadas en comercializar los productos del fabricante dentro de sus fronteras.

Además, este socio central se encarga de la búsqueda y gestión de contactos a la vez que pone en marcha, conjuntamente con ipsCA, las acciones de marketing y comunicación. “Buscamos compañías del mundo de la tecnología de la información, consultoras e integradoras que quieran ampliar su cartera de productos con los nuestros por complementariedad”, afirma Rodolfo Lomascolo, director general del fabricante.

Hasta ahora, el desarrollo internacional de la compañía ha estado marcado por la colaboración con diversos representantes como Sysasap en Argentina y Eric Nelson Carrera B en México. Y actualmente el fabricante está ultimando proyectos con Eikon en Ecuador y Astral Group en Panamá.

“El mercado latinoamericano supone un nuevo mercado estratégico en el que la firma digital, la autenticación y la tecnología en general están en claro auge. En la actualidad, Argentina y México son los países clave para nuestra estrategia en dicho continente, y vemos un gran potencial inmediato en Chile y Ecuador y, a corto plazo, también en Panamá y Perú, principalmente”, puntualiza Lomascolo.

Así las cosas, ipsCA prevé que en 2009 la facturación en el mercado latinoamericano supondrá entre el 10 y el 20% de sus ingresos globales.