Un portátil de Toshiba que fusiona mercados

Productos

El Satellite Pro M300 se sitúa justo en la frontera que separa a los portátiles profesionales de los de consumo, lo cual conlleva muchas ventajas.

Toshiba siempre tiene que responder a las necesidades de dos tipos de mercados con su línea de portátiles. De este modo, algunos de sus modelos son diseñados con el consumidor doméstico en mente, mientras que otros son desarrollados pensando en clientes corporativos. Después de todo, los detalles que requiere un hombre de negocios para el procesamiento de los datos no son los mismos que necesita un usuario doméstico.

Pero los ingenieros de Toshiba se hicieron la siguiente pregunta: ¿podría existir un portátil concebido como una elección económica para el consumidor doméstico pero con un rendimiento propio de los modelos que utiliza un usuario empresarial? Los empleados del fabricante se respondieron a sí mismos diseñando el Satellite Pro M300, que ofrece al mercado de consumo características en principio orientadas a una empresa.

El M300 hace un trabajo excelente al ofrecer lo mejor de ambos mundos a los usuarios, aunque también adolece de lo peor de ambos mundos.

De entrada, los usuarios encontrarán una brillante pantalla LCD TruBrite de 14,1 pulgadas que proporciona una resolución de 1.280×800 ppp, algo propio del mercado de consumo que, sin embargo, se queda corto para satisfacer las necesidades de muchas aplicaciones de negocio. A pesar de todo, esta pantalla hace un trabajo excelente al mostrar vídeo y páginas ‘web’.

El modelo que hemos analizado en nuestro laboratorio, el M300-S1002X, cuenta con un procesador Intel T8300 Core Duo 2 a 2,4 GHz, 2 GB de RAM, un disco DVD Super-multidrive y un disco duro de 160 GB a 5.400 rpm. Esa combinación de componentes resulta decente para ofrecer el rendimiento y las capacidades adecuadas tanto para el mundo de los negocios como para el uso en el hogar.

Curiosamente, Toshiba ofrece este modelo que hemos analizado con Windows XP Pro, en lugar de Windows Vista. Ir con Windows XP parece ser una concesión a las preferencias de los usuarios corporativos y los departamentos de TI, que se muestran más cómodos con este sistema operativo en contraposición al usuario doméstico, que por lo general selecciona Vista Home Edition.

Si bien el sistema operativo puede ser lo que las empresas están buscando, el paquete de software incluido está claramente dirigido al mercado de consumo. No en vano, Toshiba preinstala Norton 360, Picasa2, Presto BizCard Manager, Google Desktop y algunas otras aplicaciones que la mayoría de los departamentos corporativos de TI deseará desinstalar antes de desplegar un nuevo sistema. Toshiba también incluye en el portátil una versión de 60 días de prueba de Microsoft Office.

En nuestras pruebas hemos constatado que el M300 ofrece una excelente conexión WiFi, gracias a unas antenas capaces de recoger señales de puntos de acceso que normalmente quedarían fuera de rango. Los usuarios también encontrarán incluido Bluetooth 2,1 en la unidad. Y si la conexión inalámbrica no está disponible, siempre se puede enchufar el equipo con un cable Ethernet utilizando el puerto 10/100 que este equipo lleva integrado.

El teclado y el ratón resultan cómodos y este modelo ofrece además una amplia gama de puertos para diferentes periféricos. Con un precio de unos 720 euros, el M300-S1002X resulta asequible, sobre todo en relación a las características y el rendimiento que ofrece.