Ultraportátiles: menos es más

Negocios

Pequeños, ligeros y cómodos, los ‘netbooks’ están revolucionando el mercado de PC gracias a sus reducidas dimensiones y, sobre todo, a su bajo precio.

Argumentos de venta

Uno de los primeros en lanzar ultraportátiles fue Asus,que está cosechando un gran éxito con su Eee PC, aunque en el mercado ya existen otros modelos similares de HP, Acer, MSI, Panasonic o la española Infinity System, que ensambla la marca Airis. Y aún quedan más fabricantes por subirse al carro, en vista de la buena acogida que están teniendo estos equipos. Y es que, ¿quién renuncia a poder llevar encima un ordenador que tan sólo pesa 1 kilo? Según Jesús Ripoll, director de compras, marketing y servicios de PC City, los ultraportátiles se agotan en cuanto llegan a la tienda. “Hasta ahora ha habido pequeños problemas de ‘stock’, ya que se servían pocas unidades por establecimiento, pero estamos recibiendo mayores cantidades”, señala el directivo.

Ángel Luis Jiménez, responsable de calidad de producto para la división de informática de Airis, afirma que los ‘netbooks’ de su compañía están teniendo una aceptación muy positiva desde el lanzamiento de su modelo Kira el pasado abril. “Desde nuestra delegación en Taiwán se están vendiendo a familias de La India, Argelia, México, Malasia y Filipinas que los compran como primer ordenador y que no pueden adquirir otros de más altas prestaciones. En Francia las ventas también han sido muy satisfactorias, enfocadas a un público que lo adquiere como segundo ordenador”, recalca Jiménez. Como perspectivas, a finales de 2008, la compañía prevé unas ventas de 100.000 unidades en España y 150.000 en el resto de países donde se comercializa su ultraportátil Kira.

Por lo que respecta a Asus, que está aumentando las unidades entregadas cada semana y aun así no llega a cubrir toda la demanda, sus responsables creen que para finales de año se habrán vendido 300.000 Eee PC.

De entrada, las ventajas de estos modelos frente al resto de portátiles convencionales son su bajo coste (alrededor de los 300 euros) y su funcionalidad, puesto que se pueden llevar a todos lados y permiten conectarse a Internet en cualquier sitio. Estas bondades son, precisamente, los principales argumentos que puede esgrimir el canal para espolear la venta de ultraportátiles, aunque cada fabricante destaca, además, otras ventajas de sus propios modelos.

Por ejemplo, Asus afirma que su Eee PC es la mejor opción de acceso a Internet móvil en cualquier lugar, tanto por tamaño, peso, precio y prestaciones. En este sentido, Peter Chang, responsable del negocio de movilidad del fabricante, recuerda que hoy en día la Red es una herramienta muy importante, tanto a nivel de contenidos como socialmente. “Antes, para disponer de conectividad móvil el usuario tenía que invertir una cantidad relativamente elevada de dinero en un equipo que a veces no era tan fácil de llevar encima. Ahora podemos disponer de un dispositivo ligero y cómodo de utilizar que creemos que cambiará la vida cotidiana de la gente”, puntualiza Chang.

Por su parte, Panasonic prefiere destacar otras prestaciones de su ultraportátil, como un diseño resistente al polvo y al agua, así como a caídas desde 120 cm de altura y a temperaturas de entre 20 y 60 grados centígrados, además de su conexión ‘wireless’, tal y como señala Samantha Taylor, country manager de Panasonic Toughbook.

De igual modo, Jiménez, de Airis, saca a relucir la funcionalidad de los equipos de su compañía, gracias a una sencilla y completa interfaz y al conjunto de aplicaciones incluidas. Pero Jiménez también alaba el diseño de vanguardia de estos ultraportátiles: “Se venden equipos personalizados, en negro, blanco, rosa y amarillo”.


Perspectivas de mercado

De momento, los ultraportátiles se utilizan para realizar trabajos que no exigen una gran capacidad de almacenamiento y potencia, aunque estos equipos ampliarán sus prestaciones en un futuro próximo con pantallas de mayor tamaño o conectividad 3G.

El consumidor al que van dirigidos este tipo de portátiles puede abarcar casi todos los sectores de la población. Según Ripoll, de PC City, el usuario objetivo es aquel que ya tiene un portátil o un ordenador de sobremesa y necesita o quiere estar conectado a Internet fuera del hogar o de la oficina. Por su parte, Airis estima que los ‘netbooks’ los utilizan desde estudiantes para tomar apuntes o conectarse a Internet por la gran autonomía de los equipos (hasta 6 horas en función de la configuración elegida) o bien como dispositivos para el ocio, como reproductor de películas y música en viajes. Asimismo, los responsables del fabricante español destacan que estos productos se están vendiendo muy bien entre ejecutivos, puesto que resultan apropiados para el uso empresarial en desplazamientos.

En este contexto, Panasonic lanzará próximamente un modelo enfocado a empresas que será extremadamente resistente, sólo pesará 1 kilo y utilizará la tecnología de procesadores de bajo consumo Intel Atom, que junto con una batería de larga duración, proporcionará al equipo una autonomía de hasta 9 horas de trabajo ininterrumpido.

Limitaciones
Aunque se augura un aumento en la venta de los ultraportátiles, lo cierto es que estos equipos tienen ciertas desventajas si los comparamos con los ‘notebooks’ tradicionales. Por ejemplo, su capacidad reducida y sus 512 Mb de memoria RAM impiden la instalación de programas de uso cotidiano, sistemas operativos avanzados o juegos de calidad.

Pero según Jiménez, de Airis, la única diferencia “real” debe buscarse en el rendimiento de casos concretos con aplicaciones exigentes, es decir, bases de datos que requieren una gran capacidad de análisis, codificación/edición de vídeo o renderizado de imágenes. “Pero en ningún caso en aspectos como prestaciones o conectividad. A largo plazo, el objetivo pasa por acercar estos equipos en rendimiento y potencia de cálculo a los equipos convencionales, convirtiéndose en una alternativa real en todavía más casos de uso”, remarca Jiménez.

Así las cosas, el uso de esta tecnología irá a más. En concreto, según la consultora IDC, las ventas de ultraportátiles crecerán desde las 500.000 unidades comercializadas el año pasado hasta más de 9 millones en 2012. Aunque como los precios de venta son menores, los ingresos mundiales sólo rondarán los 3.000 millones de dólares en ese año.