Intel responde a los cargos por prácticas monopolísticas de la UE

Negocios

El fabricante se muestra “decepcionado” por las nuevas acusaciones que señalan que presuntamente pagó a un gran minorista europeo para que no vendiera ordenadores que integraran los procesadores de AMD, su máximo rival.

Tal y como informábamos hace unos días, la Comisión Europea está analizando una posible actuación ilegal de Intel contra AMD tanto en el canal mayorista como en el minorista, en un intento por apartar a este último fabricante del mercado de las plataformas x86.

En concreto, los reguladores monopolísticos de la Unión Europea denuncian en un documento oficial (conocido como Declaración de Objeciones) el presunto pago a minoristas, por parte de Intel, para que no vendan equipos que usen los ‘chips’ de su eterno rival.

Ahora, Intel ha salido al paso de este documento mediante un comunicado oficial en el que se muestra “decepcionado” por la actuación de las autoridades europeas, que a su juicio supone un apoyo a la postura de AMD.

“Vamos a evaluar esta declaración de objeciones respondiendo a todos sus puntos, pero está claro que las acusaciones provienen del mismo conjunto de reclamaciones que nuestro competidor, AMD, ha estado realizando a organismos reguladores y tribunales de todo el mundo durante más de diez años”, reza el comunicado de Intel.

De igual modo, el fabricante asegura tajantemente que el mercado global de microprocesadores funciona “con normalidad” y es “muy competitivo” tanto en Europa como en otras partes del mundo. “La conducta de Intel ha sido siempre lícita y beneficiosa para los consumidores, que han podido acceder a una reducción considerable de los precios y a una mejora exponencial en el rendimiento de los productos, incluidos los nuestros”, puntualiza el comunicado.