David frente a Goliat

Negocios

El director de la compañía madrileña MCR explica las ventajas con las que cuenta un mayorista local para hacer frente a la competencia de las multinacionales.

En los últimos meses se han vivido grandes cambios entre las figuras del canal de distribución. Como veníamos temiéndonos, muchas de las empresas, aun llevando una larga trayectoria en el sector, no han logrado seguir adelante por diferentes motivos y se han quedado en el camino. La crisis que estamos sufriendo ha sido el gran detonante para que hoy en día compañías locales de distribución nos hayan dicho adiós.

Estos movimientos causan incertidumbre en el panorama mayorista de nuestro país, donde se mantienen muchas multinacionales, aunque no tan fuerte como años atrás ya que están sufriendo un año muy duro, al igual que el resto de las firmas locales. Así, hoy en día, los mayoristas locales, siempre caracterizados como meros distribuidores logísticos y financieros, tienen que ponerse las pilas y completar su mediación entre el fabricante y el cliente, aportar un servicio excelente y cubrir modelos de negocio mucho más amplios.

En este contexto, después de más de ocho años en el sector, en MCR conocemos algunas de las claves para enfrentarnos con éxito a las grandes multinacionales del mercado informático asentadas en nuestro país. ¿Y cuáles son las ventajas competitivas de un mayorista local? En primer lugar, contamos con una mayor agilidad en las entregas, ya que llegamos rápidamente a cualquier punto de España, y nos adaptamos continuamente al mercado. En este sentido, resulta fundamental ser flexibles para adecuarnos a las necesidades de la demanda e incorporar nuevas marcas que faciliten la llegada a nuevos clientes.

Además, un mayorista local tiene mayor capacidad para personalizar las ventas y asesorar de una forma directa y profesional a los compradores. De esta forma, nuestro trato tanto con el fabricante como con el cliente es mucho más cercano, lo que agiliza cualquier tipo de acuerdo o la respuesta a las necesidades a las que nos podamos enfrentar. En definitiva, nuestra misión sigue siendo crecer en un mercado hoy inestable. MCR tiene una posición ventajosa ya que muchos de los grandes fabricantes que trabajan con nosotros nos están dando todo el apoyo para seguir creciendo. No en vano, muchas han sido las marcas que han confiado en MCR como mayorista local para colocar su producto en nuestro ‘porfolio’. Incorporaciones como Intel, en distribución oficial para procesadores, placas y servidores; Acer, con su total gama de productos o la reciente incorporación de Microsoft son grandes apuestas. Todos tenemos un objetivo en común: ser más líderes dentro de un sector muy competitivo.