Orange impulsa un nuevo concepto de tiendas propias y franquiciadas

Negocios

El operador invertirá entre 80 y 100 millones de euros en los próximos tres años para crear 300 establecimientos en toda España.

Orange inagurará 300 tiendas a lo largo de toda la geografía española durante los próximos tres años, de las cuales unas 35 se abrirán en 2008. Para ello, la compañía planea destinar entre 80 y 100 millones de euros.

Los nuevos establecimientos, como ya se puede comprobar en la madrileña calle Goya, son amplios espacios cuyo objetivo es transmitir los valores de marca de la empresa. En ellos, se expondrán los productos para que el visitante pueda interactuar y familiarizarse con las tres líneas de negocio de la compañía: móvil (tarjeta, fusión y contrato); Internet, fijo y TV; y soluciones para autónomos y pymes.

Tal y como comenta Óscar Vilda, director de distribución de Orange en España, este proyecto de tiendas propias y franquicias persigue “sorprender al consumidor” presentando la oferta del operador en una “atractiva tienda diseñada pensando en satisfacer las necesidades del cliente”. “En el entorno de complejidad tecnológica en el que nos encontramos nuestra ambición es contar con un equipo de agentes comerciales que sean realmente los asesores del cliente en el punto de venta “, puntualiza el directivo

Asimismo, Vilda añade que sus distribuidores son uno de los pilares estratégicos del modelo de negocio de la compañía, por lo que contarán con ellos para la ejecución de este nuevo proyecto de desarrollo en España.