Dimite la presidenta de VMware

Negocios

La vacante dejada por Diane Greene, cofundadora del fabricante, ya ha sido ocupada por Paul Maritz, un ex directivo de Microsoft que ahora estaba al frente de la división Cloud Computing de EMC.

Diane Greene, cofundadora y presidenta de VMware, abandonó ayer mismo las filas del fabricante de virtualización. El proveedor ha reaccionado rápido a esta dimisión, puesto que la vacante de Greene ya ha sido ocupada por Paul Maritz, un ejecutivo que trabajó 14 años en Microsoft y que ahora estaba al frente de la división Cloud Computing de EMC, propietario de VMware.

Este cambio en la cúpula coincide con una revisión a la baja de las previsiones del fabricante, que ahora señala que al finalizar el año su crecimiento con respecto a 2007 será “moderadamente inferior” al 50% que estimó en un principio.

La consecuencia de estas noticias en Wall Street no se ha hecho esperar. En concreto, las acciones de la compañía ayer cayeron un 26%, de modo que cada valor del fabricante se cotizaba por debajo de los 29 dólares.

Todo esto sucede justo en el momento en el que llega al mercado Hyper-V, la flamante solución de virtualización de Microsoft con la que el gigante del software intenta sacarle el máximo provecho a un negocio en el que hasta hace poco VMware no conocía lo que significaba la competencia.