El mercado mundial de CRM creció un 23% en 2007

Negocios

Las soluciones vendidas bajo el modelo SaaS ya representan el 15% de los ingresos cosechados por esta categoría de software empresarial.

Durante 2008, los ingresos mundiales procedentes de la venta de soluciones CRM ascendieron a 8.100 millones de dólares (unos 5.160 millones de euros), es decir, un 23,1% más que en 2006.

Eso es al menos lo que se desprende de un reciente informe de Gartner, que además sitúa a SAP en lo más alto del ránking en términos de facturación. En concreto, el fabricante alemán se hizo con una cuota de mercado del 25,4% después de ingresar unos 2.050 millones de dólares, un 22% más que durante 2006.

Según los datos de Gartner, el segundo lugar de esta clasificación es para Oracle, cuyas ventas mundiales de CRM cosecharon unos 1.319 millones de dólares, lo que le otorga el 16,3% del pastel.

El tercer lugar del ránking está ocupado por Salesforce.com, con una facturación de 676,5 millones de dólares y una cuota del 8,4%. Este proveedor, cuyas soluciones se suministran exclusivamente bajo un modelo ASP, protagonizó una de las mayores escaladas de 2007, puesto que sus ventas crecieron un 49,8% con respecto al año anterior.

Sin embargo, el mayor incremento fue el cosechado por Microsoft, que vio cómo su facturación en CRM creció un 88,6% durante ese ejercicio, ingresando un total de 332,1 millones de dólares, una cifra que le convierte en el quinto provedor mundial de este tipo de soluciones. Por encima de la compañia de Redmond se encuentra Amdocs, con unas ventas de 421 millones de dólares.

Según Gartner, el modelo SaaS (del inglés Software as a Service) sigue siendo una de las principales tendencias que definen el futuro de este mercado. No en vano, la consultora destaca que durante 2007 el 15% de los ingresos derivados de la venta de CRMs procedió de soluciones ‘on demand’.

Por áreas geográficas, en 2007 cerca del 53% de este mercado se concentró en Norteamércia, mientras que un 32% procedió de las ventas en Europa Occidental. El 15% restante correspondió a los mercados emergentes.