Controlar el crecimiento de los datos es posible

Negocios

Desvelamos las tendencias que marcarán el futuro del almacenamiento durante los próximos meses de la mano de Ángel Fernández, director general de Hitachi Data Systems para España y Portugal.

La naturaleza de las regulaciones y normativas, las nuevas tecnologías y el correo electrónico están llevando a un desmesurado crecimiento de los datos. De hecho, una compañía que utilizaba 1 Terabyte (TB) de almacenamiento en 2001, ahora, como estima la industria, ya está gestionando entre 10 y 15 TB. Y dado que las organizaciones dedican entre el 25 y el 45% de sus presupuestos de TI en almacenamiento, ahora se hace más que nunca necesario controlar ese gasto.

En este contexto, las pequeñas y medianas empresas no tienen los mismos privilegios de las grandes compañías a la hora de adquirir equipamiento tecnológico altamente sofisticado para gestionar la capacidad creciente del almacenamiento. Además, las pymes tampoco cuentan con presupuesto para invertir en algunos de los sistemas de última generación desplegados por las grandes empresas con el fin de mejorar la eficiencia del almacenamiento de sus datos y reducir sus costes diarios. Como consecuencia, las pequeñas y medianas empresas deben hacer frente a estos desafíos empresariales con sus correspondientes limitaciones, como son presupuestos ajustados y escaso conocimiento de este mercado.

Sin embargo, los fabricantes han lanzado al mercado nuevas gamas de soluciones para que las pymes puedan eliminar la complejidad de la adaptación de sus infraestructuras de almacenamiento; proteger y recuperar rápidamente los datos corruptos; minimizar el fallo de las aplicaciones; y eliminar los procedimientos menos eficientes del proceso de ‘backup’.

El canal, el mejor aliado de los fabricantes
Así las cosas, el almacenamiento es una de las mejores oportunidades de negocio que tienen los ‘partners’ de infraestructura. No en vano, se trata de un mercado con unas expectativas de crecimiento muy buenas y los diferentes fabricantes necesitan al canal de distribución para consolidar los objetivos, ya que los ‘partners’ y los distribuidores aumentan aún más el valor y mejoran el servicio que se ofrece a los clientes.

Por ello, varias empresas de este segmento han puesto en marcha iniciativas que pretenden que los ‘business partners’ mejoren su conocimiento tecnológico para incrementar las posibilidades de venta de las soluciones de almacenamiento. El objetivo, por tanto, es contar con una red de socios mucho más cualificados para incrementar las ventas indirectas. Por lo tanto, los distribuidores podrán especializarse en cualquier área tecnológica de almacenamiento y que van desde la recuperación de desastres hasta la consolidación, tendencias que ya están al alcance de la pyme.