NettApp busca distribuidores para la mediana empresa

Negocios

El fabricante crea la categoría Silver, un nivel de asociación de su programa de canal para abordar este segmento del mercado.

Fiel a su compromiso con el canal, NetApp se ha propuesto incrementar las oportunidades de negocio de los distribuidores en la mediana empresa, un segmento actualmente caracterizado por su rápido crecimiento.

Para ello, el fabricante ha lanzado una nueva categoría que viene a completar la jerarquía de su programa de canal VIP Partner. Se trata del nivel Silver, gracias al cual los distribuidores tendrán acceso a un completo conjunto de productos diseñados y orientados específicamente a cubrir las necesidades de almacenamiento de datos de los clientes de las medianas empresas.

En principio, el nuevo escalafón estará limitado a la serie FAS 2000, con un número de configuraciones preestablecidas y certificadas para simplificar la llegada al mercado y animar a nuevos distribuidores a unirse al programa. De entrada, estos nuevos ‘partners’ tendrán derecho a los siguientes recursos:

• Un portal ‘web’ PartnerCentre dedicado, en el que se informa sobre cómo empezar a trabajar con NetApp.

• Un proceso de contratación ‘online’ que abre la puerta al programa VIP.

• Comunicación interactiva con sus distribuidores a través del portal exclusivo.

• Disponibilidad de fondos para generación de demanda a través de sus distribuidores para apoyar la actividad de marketing.

• Formación VOD adicional para sus fuerzas técnicas y de ventas.

La nueva iniciativa beneficia a los actuales mayoristas de NetApp, quienes se encargan de seleccionar a los distribuidores idóneos, proporcionándoles la formación y las soluciones del proveedor. Además, los mayoristas podrán negociar los precios para el mercado de las medianas empresas directamente con los distribuidores, acelerando el ciclo de compra de los ‘partners’ y, por ende, la entrega al cliente.

Andrés Miramontes, director de canal de NetApp Iberia, recalca que la formación no supondrá la plena acreditación, ligada normalmente a un proceso más largo y complejo, pero será obligatoria para dotar al nuevo distribuidor de todo el conjunto de herramientas necesarias para una venta eficaz y precisa.